Seeraa Internacional - Ver Real de China Para Más Email: mildchina@hotmail.com Inicio | Quiénes Somos | Contáctenos | Publicidad Servicios
Seeraa International
Inicio   Cultura China   Historia China   Viajar China   Viajes Ciudad   Atracciones China   Guía China   Filosofía China   Chino
 Bienvenido a Seeraa Internacional en español, de contenido nuevo y actualizado como es abajo:

Templo del Cielo Pekin
Turismo Personalizada

Si usted tiene la oportunidad de viajar a Beijing, la capital de China, no debe dejar de visitar sus mayores atractivos turísticos, tales como la Gran Muralla, el Palacio Imperial, el Palacio de Verano y Tiantan (Templo del Cielo), ya que ellos representan el más elevado exponente de la arquitectura antigua china.

Entre estos importantes sitios históricos, convertidos en centros museables y turísticos al servicio de la población, se destaca el Templo del Cielo, el conjunto de construcciones más completo y de mayor escala que se conserva hoy día en nuestro país.

Cuenta la historia, que para evocar vientos propicios y las oportunaslluvias para las ricas cosechas agrícolas, así como para implorar la paz en el país, los emperadores de las dinastías Ming y Qing de China, celebraraban todos los años las diferentes ceremonias, rezando ante los dioses de la tierra, del cielo, el sol, la luna, así como de las montañas y los ríos, catalogándose entre ellas de mayor importancia la que ofrecía sus sacrificios al cielo.

Los emperadores chinos, autodenominados “hijos del cielo”, gobernaban y administraban siempre a su pueblo, basándose en este califativo, por lo que realizar dicha actividad fue un privilegio exclusivamente para ellos, y ningún cortesano ni persona común podían disfrutarlo.

La edificación del Templo del Cielo comenzó en el año 1420, y fue el lugar donde los emperadores de las dinastías Ming y Qing llevaban a cabo la citada ceremonia. Ubicado al sur de la famosa Ciudad Prohibida o Palacio Imperial de Beijing, cuenta con una superficie tres veces mayor que el último mencionado. El muro en forma cuadrada en el extremo sur, simboliza a la Tierra y el semi-circular en el extremo norte del Templo, al cielo. Se trata de un diseño basado en la antigua teoría china, según la cual “la Tierra era cuadarada y el cielo, redondo”.

El Templo se encuentra dividido en dos secciones: la parte interior y la exterior. Sus construcciones principales están distribuidas en los lados norte y sur del eje central de la parte interna del Templo. El Altar de la Terraza Circular, la Bóveda del Cielo Imperial y el Altar para las Oraciones por las Buenas Cosechas se encuentran de sur a norte. El Altar de la Terraza Circular era el sitio principal para ofrecer sacrificios al cielo. La ceremonia era muy importante, ya que se efectuaba generalmente alrededor del día 22 de diciembre del calendario lunar chino en presencia del emperador.

La Bóveda del Cielo Imperial, ubicada al norte del Altar de la Terraza Circular, es un palacio pequeño de un solo piso. El muro que le rodea se nombra Muro de Eco. Esta construcción presenta una característica muy peculiar, algo curioso y a la vez misterioso, pues si alguien dice alguna palabra en tono bajo en un extremo del Muro, se le puede escuchar muy claramente en otro muy distante.

El otro bloque de edificaciones lo constituye el Altar para las Rogativas por las Buenas Cosechas, el cual es una sala circular con tres techos a diferentes niveles y está construido sobre un cimiento de tres pisos. Por el significado de su nombre, la sala era el lugar destinado para que los emperadores realizaran sus oraciones para rogar por las buenas cosechas en la época de verano. Por lo tanto, la sala guarda cierta relación con la cultura agrícola china. Se dice que las cuatro columnas que la sostienen representan las cuatro estaciones del año, a saber, la primavera, el verano, el otoño y el invierno; las doce columnas que apoyan los aleros del primer techo, simbolizan los doce períodos de los horarios en que se dividía un día, sistema tradicional de acuerdo a las costrumbres de los antepasados chinos, mientras que las otras doce columnas que soportan los pisos del segundo techo, los doce meses del año; y esas 24 columnas, conjuntamente a las 24 divisiones(o períodos climáticos) al año solar en el calendario chino. Además de la Sala, construcción principal del bloque, existen algunas habitaciones dedicadas a los miembros de la orquesta musical y otros sitios destinados a criar y sacrificar los ganados para la ceremonia.

El Templo del Cielo fue incluido en la lista de los patrimonios mundiales de la Humanidad en el año 1998. Así lo describió la Comisión de Patrimonios Mundiales: “Siendo el mayor conjunto de construcciones antiguas de China, el Templo del Cielo fomoso en el mundo por sus completas disposiciones, sus particulares estructuras arquitectónicas y la hermosura de sus adornos, no solo ocupa una posición muy importante en los anales de la arquitectura china, sino que también es un precioso conjunto de bienes dentro del arte arquitectónico mundial.