Seeraa Internacional - Ver Real de China Para Más Email: mildchina@hotmail.com Inicio | Quiénes Somos | Contáctenos | Publicidad Servicios
Seeraa International
Inicio   Cultura China   Historia China   Viajar China   Viajes Ciudad   Atracciones China   Guía China   Filosofía China   Chino
 Bienvenido a Seeraa Internacional en español, de contenido nuevo y actualizado como es abajo:

Historia de Shanghai
Turismo Personalizada

Como cualquiera que pasea a lo largo del Bund o por medio de las callejuelas de la antigua Concesión Francesa puede ver, que Shanghai (el nombre significa “al lado del mar”) es una invención occidental, ya que la puerta de entrada al Río Yangzi (Cháng Jiāng), fue un puerto comercial ideal. Cuando los británicos abrieron su primera concesión en 1842, luego de la Primera Guerra del Opio, era poco más que una pequeña ciudad con el apoyo de la pesca y el tejido. Los británicos cambiaron todo eso.

Los franceses siguieron en 1847, un Acuerdo Internacional fue establecido en 1863 y los japoneses llegaron en 1895 – la ciudad fue parcelada en asentamientos autónomos, inmunes a la ley china. En 1853, Shanghai había superado a todos los otros puertos chinos. Para la década de 1930s, la ciudad tenía 60,000 residentes extranjeros y era el puerto internacional más activo en Asia.

Construida sobre el comercio de opio, seda y té, la ciudad también atrajo a las grandes casas financieras del mundo, las cuales erigieron muchos grandes palacios. Uno de los comerciantes más famosos fue Jardine Matheson & Company. En 1848, Jardine compró el primer terreno ofrecido en venta para extranjeros en Shanghai y se convirtió en uno de los grandes hongs (literalmente, una empresa de negocios).

Shanghai también se convirtió en sinónimo de explotación y vicio, sus incontables fumaderos de opio, reuniones de juegos de azar y burdeles administrados por pandillas, estaban en el corazón de la vida de Shanghai. Protegiéndolos estaban los soldados norteamericanos, franceses, marinos italianos, británicos y los japoneses chaquetas azules.

Tras el golpe de estado de Chiang Kaishek en contra de los comunistas en 1927, los Kuomintang cooperaron con la policía extranjera, las pandillas de Shanghai y con los dueños de fábricas extranjeros y chinos, para suprimir el descontento laboral. Explotados en condiciones de asilo, paralizados por el hambre y la pobreza, vendidos como esclavos, excluidos de la fina vida de clase alta y de los parques creados por extranjeros, los pobres de Shanghai tenía un apetito voraz por la opinión radical. El Partido Comunista Chino (CCP) se formó aquí en 1921, y luego de numerosos contratiempos, “liberó” la ciudad en 1949.

Los comunistas erradicaron los barrios pobres, rehabilitaron los cientos de miles de adictos al opio de la ciudad, y eliminaron el trabajo y la esclavitud infantil. Estos fueron los logros impresionantes. Más tarde, durante la Revolución Cultural, la ciudad fue la base de poder de la llamada Banda de los Cuatro.

El largo malestar de Shanghai llegó a un final abrupto en 1990, con el anuncio de planes para desarrollar a Pudong, en el lado oriental del Río Huangpu. Lujiazui, el área al frente del Bund, en el lado Pudong del Huangpu, es un moderno y deslumbrante contrapunto a las estructuras austeras del antiguo mundo del Bund.

La economía floreciente de Shanghai, su liderazgo y su intrínseca confianza en sí mismo, los han puesto por delante de otras ciudades en China. Pero tal vez alarmados por la supremacía económica de Shanghai, Beijing ha hecho intentos para frenar la influencia de la ciudad. En marzo del 2007, Xi Jinping fue elegido como el nuevo secretario del Partido Comunista de Shanghai, luego que Chen Liangyu fuese destituido de su puesto por cargos de corrupción del año anterior. La elección del nacido en Shaanxi, Xi Jinping, es vista por muchos como una victoria para el presidente Hu Jintao en reemplazo de miembros de la camarilla de Shanghai del ex-presidente Jiang Zemin con funcionarios leales a su mandato.