Seeraa Internacional - Ver Real de China Para Más Email: mildchina@hotmail.com Inicio | Quiénes Somos | Contáctenos | Publicidad Servicios
Seeraa International
Inicio   Cultura China   Historia China   Viajar China   Viajes Ciudad   Atracciones China   Guía China   Filosofía China   Chino
 Bienvenido a Seeraa Internacional en español, de contenido nuevo y actualizado como es abajo:

Las Grutas de Longmen
Turismo Personalizada

La construcción de las Grutas de Longmen, a 15 km de la ciudad de Luoyang (provincia de Henan), se inició en el siglo V, y durante varios siglos (dinastías Wei, Sui y Tang), generaciones de escultores tallaron en la roca de la ladera de la montaña más de 100.000 imágenes de Buda. Todo emperador y noble contribuyó a la formación de esta obra maestra. Cada escultura es una obra de arte, aunque algunas están muy deterioradas, ya que muchas cabezas fueron robadas y vendidas a museos extranjeros.

La mayor y más importante de las Grutas es la Gruta Fengxian. Construida por orden de la emperatriz Wu Zetian, entre los años 672-675. Originalmente fue un templo con techo de madera. La estatua principal es la Vairocana, de 17 metros de altura, con un rostro perfecto y ojos llenos de vida. A los dos lados se encuentran sus discípulos Ananda y Kashpaya, tallados asimismo con gran maestría, y el cortejo típico de bodhishatvas y guardianes, todos maravillosamente esculpidos en sus detalles y expresiones.

También destacan las Grutas Binyang. Junto a la entrada. Es ahí dnde se halla la mejor escultura de la dinastía Wei. La Gruta del Centro tiene 11 esculturas de Buda, una de más de 8 metros de altura. La Gruta de los Diez Mil Budas, construida por Wu Zetian en el año 680, con miles de pequeños Budas esculpidos en sus paredes, alberga apsaras tocando instrumentos musicales, y su Buda sentado sobre un loto. La Gruta Guyang es: la más antigua, y posee muchos bajorrelieves e inscripciones en sus paredes. La Gruta de las Prescripciones Médicas tiene más de 120 fórmulas médicas para curar diversas enfermedades grabadas en sus paredes.

Estas obras, cuyo tema exclusivo es la religión budista, representan el apogeo del arte chino y de la escultura en piedra.